LAS PLUMAS

Javier Armenta

Lo cortés no quita lo valiente

Javier Armenta

El que da y quita, con el diablo se desquita

Javier Armenta

Ambientalistas de moda

Javier Armenta

Juventudes en resistencia

Javier Armenta

Táctica y estrategia

Javier Armenta

El Ayuntamiento juega al póker con nuestros parques.

Javier Armenta

El lenguaje de la resistencia

Hace una semana el predio mal llamado “Distrito Iconia” cobró un nuevo significado, decidimos nombrarlo Parque Resistencia Huentitán porque eso es lo que estamos haciendo, dotar de fuerza este espacio, sembrando árboles, para que vuelva a crecer esa vida que los depredadores se aferran a convertir en concreto. Al día de hoy, entre colectivos, vecinos y estudiantes, llevamos 168 horas de resistencia pacífica y más de 500 arboles plantados, acampando en este terreno con la firme convicción de defender el parque hasta el final.

Acampar en un terreno como un llano bajo el sol, lejos de las comodidades y de los servicios básicos puede ser una experiencia muy dura, pero todos los que participamos de esta defensa sabemos que estar aquí, tan cerca de la barranca de Huentitán, ofrece pequeños placeres que la ciudad nunca nos dará como despertar con el concierto natural del cantar de los pájaros, la frescura del rocío sobre los pocos árboles y hierbas que resistieron el paso de los depredadores. Y cuando hablo de depredadores me refiero a las inmobiliarias que pactan con políticos corruptos para hacer negocios millonarios a costa de nuestras áreas verdes.

Los depredadores hablan el lenguaje del dinero, no les importa el agua, el aire o el suelo, hasta están dispuestos a quemarlo todo con tal de apropiarse de terrenos para hacer sus desarrollos, para llenar de concreto esos espacios donde antes había flora y fauna. Hacen ruedas de prensa y creen que pueden engañarnos con sus mentiras, ponen su mejor cara porque saben que su sonrisa falsa les puede hacer ganar millones, compran lealtades con dinero y regalan los bienes públicos al mejor postor, no aceptan un no por respuesta porque tienen el poder y creen que solo por eso pueden decidir el rumbo de esta ciudad sin consultarnos.

Ellos manejan el lenguaje del dinero y nosotros el lenguaje de la resistencia. Mahatma Gandhi en su libro Política de la no violencia explica que la mejor manera de resistir al enemigo es resistir su cultura, no hablar su lenguaje, no consumir sus discursos. Por eso nuestro actuar ha sido diferente al de ellos, porque nosotros apostamos por la vida y por un mejor porvenir para todas y todos; no como ellos que lo único que buscan es llenarse los bolsillos. Hablamos el lenguaje de la resistencia porque nuestra defensa que ha trascendido en redes sociales y en la prensa no se remonta únicamente a hace una semana que ocupamos el predio, sino que son más de siete años de lucha, de organización entre vecinos y colectivos, para que se respete el decreto 10421 y el terreno sobre el que estamos plantados y desde donde hoy escribo esta columna sea un parque. El lenguaje del dinero lo hablan muchos políticos sin importar el color que representen, en cambio el lenguaje de la resistencia lo hablamos los que verdaderamente tenemos un compromiso con defender el medio ambiente y la justicia. Hace unos días en un diario se cuestionaban ¿quién está detrás de esta defensa? Pues lo digo fuerte y claro: somos los vecinos que amamos Huentitán, que nos mueve el amor y el sentido de comunidad por encima del dinero. Durante años recabamos las pruebas y por eso hoy los argumentos están de nuestro lado. Este predio mal llamado “Distrito Iconia” será el Parque Resistencia Huentitán. Por qué los derechos se defienden, no se negocian.

*Presidente de la FEU

Redes sociales: twitter @JavierArmentaMX  Facebook. Javier Armenta @JArmentaMX

Gabriel Torres

7 preguntas sobre el atraco con ‘Iconia’

Estas preguntas son para esos funcionarios que han difundido la campaña de mentiras, que intenta justificar el atraco que se comete en Huentitán, donde el gobierno municipal de Guadalajara, en complicidad con un grupo de empresarios, ha decidido entregar 13.6 hectáreas de forma fraudulenta al ‘cartel inmobiliario’ para enriquecerse, ocasionado un daño multimillonario a la ciudad. De forma que, resulta oportuno preguntarles: ¿Por qué, en 2008, el Ayuntamiento de Guadalajara aprobó un Decreto que establecía la ilegal edificación de Puerta Guadalajara (hoy Iconia), en un predio que había sido adquirido apenas 28 años antes (en 1980), con la previa autorización y mandato expreso del Congreso del Estado, para “construir” sobre este inmueble “un Parque Municipal”? ¿Por qué, en ese mismo Decreto, se estableció un “pago en especie” —descrito en un catálogo de ‘obras sociales’—, cuando todas estas ‘acciones urbanísticas’ que se entregarían al municipio, estarían sujetas, de manera previsible, a diversas irregularidades, como el sobreprecio, una deficiente construcción y/o entrega a destiempo? Finalmente, ¿por qué se autorizó la construcción de este mega complejo inmobiliario en una zona que provee importantísimos servicios ambientales, como la recarga de los mantos freáticos de la Ciudad?  Por otro lado, ¿por qué, de 2008 a la fecha, todos los gobiernos municipales de Guadalajara, NUNCA han tomado como referencia el valor de 65.5 millones de dólares, al que ascenderían estas ‘obras sociales’? Lo anterior, porque en el mismísimo Decreto municipal primigenio de 2008 (D 54/17/08), jamás se estipuló una sola cantidad en “pesos” y/o en “moneda nacional”. Peor aún, ¿por qué es que todos los gobiernos municipales de la ciudad, siempre tomaron como referencia la cantidad derivada de la paridad peso-dólar de 2008 —cuando apenas se cotizaba en 10.5 pesos—, y no la paridad peso-dólar correspondiente a todos los años subsiguientes? Vamos, para noviembre de 2016 —fecha en que aún no se levantaba un solo ladrillo de las ‘obras sociales’ comprometidas—, el precio del dólar ¡superaba ya los 20 pesos mexicanos!  Adicionalmente, ¿por qué, desde 2014, el Ayuntamiento de Guadalajara decidió NO invocar —como era su obligación— la sanción económica por el incumplimiento total de las obras sociales pactadas, dispuesta en la Cláusula XIV del Convenio Marco de Asociación, la cual indicaba un monto de compensación de poco más de 688 millones de pesos? Esta acción le hubiera permitido al municipio no sólo recuperar del predio, sino que, a su vez, del dinero obtenido por el perjuicio causado a la ciudad, lo que además amortiguaría el impacto del inconmensurable monto de la deuda del Ayuntamiento tapatío, que se ubica, desde la última década, en los primeros lugares a nivel nacional. Por último, ¿por qué es que, en 2019, el SIAPA aseguró que en esta zona existe el suministro de agua potable suficiente para los mil 872 departamentos que se construirían como parte del proyecto Iconia, mismo que se oficializó con “el otorgamiento de los servicios de agua potable y alcantarillado para el uso comercial distrital, habitacional plurifamiliar vertical densidad alta y turístico hotelero”, a través del ocurso S.O.T 1066/2018?

@gabriel_torrese

https://www.milenio.com/opinion/gabriel-torres-espinoza/con-pies-de-plomo/7-preguntas-sobre-el-atraco-con-iconia

Gabriel Torres

Iconia: el megafraude

El 30 de diciembre de 1980, el Congreso de Jalisco emitió el Decreto 10421, en donde autoriza al Ayuntamiento de Guadalajara la adquisición de diversos inmuebles, entre ellos el predio sobre el que se planearía después el desarrollo de Puerta Guadalajara/Iconia, aunque “con el fin de construir en ellos un Parque Municipal”. De suerte tal que no se explica cómo es que el 19 de junio de 2008, el Ayuntamiento de Guadalajara aprobara en sesión ordinaria el Decreto D 54/17/08 concerniente a la edificación del proyecto Puerta Guadalajara, hoy renombrado como Iconia, puesto que resulta a todas luces contrario a los objetivos inicialmente previstos para el predio, establecidos 28 años atrás, y que se relacionaban con el objetivo de “construir un Parque Municipal” para el disfrute y recreación de los tapatíos.

Es oportuno precisar que el Convenio Marco de Asociación, derivado del anterior decreto, cedía, al grupo español Mecano América, “la posesión material y jurídica” de 13.6 hectáreas (136 mil 495 metros cuadrados) aledañas a la Barranca de Huentitán, para la construcción del complejo Puerta Guadalajara. A cambio, Grupo Mecano entregaría al municipio tapatío “obras sociales como contraprestación” por el predio cedido de 13.6 hectáreas, con un valor que entonces ascendía a 65 millones 534 mil dólares (ojo, dólares), considerando en su momento (2008) una paridad de 10.5 pesos mexicanos por dólar, para así dar una cantidad de 688 millones 107 mil pesos.

Parte del fraude es que 14 años después, se considera aún este valor como referencia, sobre un tipo de cambio que ahora cotiza al dólar en 20.48 pesos. Más aún, la inflación acontecida casi tres lustros después, ha sido extrañamente obviada por las autoridades, encabezadas por, hasta ahora, cinco alcaldes electos y tres interinos.

En febrero de 2012, Mecano América comercializaba, sin la autorización expresa del cabildo tapatío, tal como lo establecía el Convenio Marco de Asociación, los derechos sobre el predio de 13.6 hectáreas a Operadora Hotelera Salamanca. Fue esta ilegal venta la que vino a rebautizar lo que seguía siendo exactamente el mismo proyecto, pero ahora con una nueva envoltura: Iconia. 

Lo anterior, tuvo el firme propósito de ignorar el incumplimiento absoluto de las obras sociales pactadas, que se darían como contraprestación a la ciudad, lo que permitiría recuperar el predio, y además exigir las penas convencionales por mora e incumplimiento total una suma, incluso, mayor a los 688 millones de pesos-. Exactamente lo mismo volvió ocurrir, y con el mismo propósito en 2016, cuando Iconia -en años anteriores denominada Puerta Guadalajara-, pasó a tener -nuevamente- otro nuevo nombre: Fondo Iconia. Se trataba de legitimar el proyecto inmobiliario, que nuevamente incumplió con todas las obras sociales que terminaría por entregar desde 2012, y que de manera sistemática incumplía con la complicidad de las autoridades.  

No obstante lo anterior, el SIAPA, en marzo de 2019 ya autorizaba “el otorgamiento de los servicios de agua potable y alcantarillado para el uso comercial distrital, habitacional plurifamiliar vertical densidad alta [1,871 departamentos] y turístico hotelero”, que comprende Iconia, para una zona que hoy registra tres semanas sin el vital líquido… _ Gabriel Torres  @gabriel_torrese 

Gabriel Torres

Iconia, ¿a cambio de qué?

El negocio “al estilo Jalisco” nació el 19 de junio de 2008, cuando el Ayuntamiento de Guadalajara en sesión ordinaria aprobó el Decreto D 54/17/08 referente a la edificación del proyecto Puerta Guadalajara, hoy renombrado como Iconia.

Cedieron así “la posesión material y jurídica” de 13.6 hectáreas al grupo español Mecano América, para la construcción de Puerta Guadalajara (ahora Iconia). Un terreno privilegiado de la ciudad, ubicado en las cercanías de la Barranca de Huentitán, que tendría una vista envidiable desde las 20 torres que se erigirían frente ella, con alturas que van de los 25 hasta los 62 pisos.

Guadalajara recibiría 688 millones de pesos en obra a más tardar en 2012 como contraprestación, pero a la fecha no recibió nada, nada…Pero en una especie all inclusive Guadalajara entregó “sin costo alguno” para los desarrolladores todas las licencias y permisos de construcción; licencias y permisos que fueron calculados por El Colegio de Arquitectos y Urbanistas del Estado de Jalisco, en 600 millones de pesos (MILENIO; “Colegio de arquitectos cuestiona proyecto de desarrollo Iconia”; 26/11/2013).

Es decir, el municipio cedió 13.6 hectáreas a un fideicomiso “irrevocable” por apenas 88 millones de pesos, que se han jineteado desde 2008 sin a la fecha aportar nada, nada. PUBLICIDAD El Ayuntamiento celebró un contrato de fideicomiso irrevocable para entregar la joya territorial de Guadalajara a cambio de ¿nada? Un convenio que hace honor a Antonio López de Santa Anna en pleno siglo XXI.

De este tamaño es el despojo flagrante del que es objeto un bien público de la ciudad valuado en varias centenas de millones, sin que ningún regidor de oposición diga esta boca es mía (aquí sí, ¡todos bien calladitos!).

De 2010 a 2012 el ayuntamiento tapatío pudo aplicar la sanción establecida en la Cláusula Décimo Tercera, del Convenio Marco de Asociación, por mora en la entrega de las obras sociales que se darían como contraprestación a Guadalajara, y sospechosamente no lo hizo, ¿a cambio de qué? Incluso, en febrero de 2012 Grupo Mecano se asoció con nuevos desarrolladores y constituyó una nueva sociedad anónima con Operadora Salamanca, sin el consentimiento expreso y por escrito del Ayuntamiento, como puntualmente lo exigía el convenio.

Mientras, el municipio no objeta nada, nada… Desde el 1 de enero de 2014 el ayuntamiento pudo ejercer la prerrogativa dispuesta en la Cláusula Décimo Cuarta del Convenio, referente a la penalización de 688 millones de pesos por incumplimiento total de las obras pactadas. Pero nuevamente decidieron no actuar… Entonces, Iconia, ¿a cambio de qué? gabtorre@hotmail.com https://www.milenio.com/opinion/gabriel-torres-espinoza/columna-gabriel-torres-espinoza/iconia-a-cambio-de-que

Gabriel Torres

Ni con un negocio “al estilo Jalisco”, Iconia le cumple a Guadalajara

Grupo Salamanca no firmó el contrato con el Ayuntamiento de Guadalajara, en el plazo establecido por la autoridad, para la realización de Iconia. No lo hizo, incluso, cuando contra viento y marea la autoridad municipal se empeñó en otorgarles todas las facilidades –violando la ley y el convenio- a estos “arriesgados empresarios”, para hacer otro negocio “al estilo Jalisco”: esos donde en complicidad pierde el patrimonio público, para que se enriquezcan los vivales traficantes de influencias con el poder, eufemísticamente llamados “empresarios”.

Así que a pesar de que el Ayuntamiento está dispuesto a pasar por alto que la Cláusula Cuarta, Inciso C, del Convenio Marco de Asociación, estableció que el importe de las obras sociales que Puerta Guadalajara (hoy Iconia) daría como contraprestación a la ciudad (en pago por el predio), se tasaron en 65 millones 534 mil ¡dólares! –que equivalen hoy a mil 200 millones de pesos-, y ellos pagarían hoy menos de la mitad (les cobran 680 millones de pesos), además en especie –obras con costos inflados-. Pues a pesar de todo, Iconia decide no firmar.

La Cláusula Décimo Octava del Convenio Marco de Asociación, señala expresamente que para una cesión de derechos para un tercero (de Mecano América a Grupo Salamanca), “Puerta Guadalajara no podrá, sin el consentimiento expreso y por escrito del Ayuntamiento, transmitir las obligaciones que asume frente al Ayuntamiento de Guadalajara, en el Convenio”. Pues bien, eso jamás sucedió. Resulta que el Ayuntamiento nunca autorizó en pleno que Mecano América transmitiera las obligaciones a Grupo Salamanca, por lo cual, los autonombrados “arriesgados empresarios”, no acreditan hoy la personalidad jurídica sobre el fideicomiso, ni derechos sobre el convenio.

El Ayuntamiento lo sabe, pero simplemente le vale madre. El bono democrático le da para eso, y más… Pese a que el Ayuntamiento está dispuesto a pasar por alto toda esta irregularidad, y les ofreció legalizar lo ilegal, firmando, con tal de que “las cosas se hagan” (hay que creer que a cambio de nada), a cualquier precio, de cualquier forma, como a ellos se les antoje… Pues aún así, Iconia no firmó en el plazo convenido.

Eso de cumplir, no es una cualidad de estos “arriesgados empresarios” del trinquete. La Cláusula Décimo Tercera del Convenio Marco de Asociación establece las “penas convencionales por mora”. Se pactó que en caso de retraso en la entrega individual de cada una de las obras que deberían realizarse en el municipio, a más tardar en 2010, el desarrollador debía pagar la cantidad que resulte de aplicar el 0.5 por ciento del monto de inversión para la construcción de cada obra. Pues bien, de conformidad con lo pactado, el Ayuntamiento ha estado obligado a exigirles la penalización acordada en el Convenio Marco, puesto que desde 2008 no se entregó nada en contraprestación por el predio. Nada.

Así que, blando y complaciente, como se muestra siempre el presidente de Guadalajara con los constructores (pobres ambulantes), decidió perdonarles todas las multas, a cambio de que finalmente se haga el proyecto, como sea… No obstante, los “arriesgados empresarios” de Iconia, no le firmaron en el tiempo acordado al presidente municipal de Guadalajara. Quieren más ventajas… más concesiones, más margen de ganancia. Ellos no van por un negocio ordinario, van por un amplio margen de ganancia. Saben bien que negocian con el gobierno y, ahí, siempre ceden para que ellos hagan lo que les pega la gana.

Afortunadamente, toda esta serie de escandalosas irregularidades de presumible corrupción, originó que un considerable número de vecinos, especialistas, periodistas, urbanistas y el mismo Colegio de Arquitectos y Urbanistas del Estado de Jalisco se manifestaran sistemáticamente en contra del burdo atraco. Cada vez más…

Al día de hoy, a ocho años de aprobado el proyecto, sigue sin construirse absolutamente nada. Pero el predio continúa en manos de los vivales (a pesar de los flagrantes y clarísimos incumplimientos) y hoy demuestran, otra vez, que no tienen voluntad para cumplirle a Guadalajara. Señor presidente municipal, haga valer su autoridad y recupere lo que legítimamente le pertenece a Guadalajara. Ponga la muestra… gabtorre@hotmail.com https://www.milenio.com/opinion/gabriel-torres-espinoza/columna-gabriel-torres-espinoza/negocio-estilo-jalisco-iconia-cumple-guadalajara

Rubén Martín

Iconia: detener un despojo a la ciudad

Guadalajara se ha construido, al menos en el último siglo, a golpe de despojos urbanos por parte de empresarios inmobiliarios con la complacencia o la virtual alianza de los poderes públicos. Otro capítulo de la larga serie de despojos urbanos pretende concretarse ahora en predios que son patrimonio de todos los tapatíos y que el gobierno municipal de Guadalajara entregó a particulares en 2008, entonces con el proyecto nombrado Puerta Guadalajara y que cambió su nombre a Iconia en 2012.

Proyecto Iconia es el nombre del más reciente caso de despojo de bienes comunes de todos los tapatíos que de modo incongruente gobiernos de todos los partidos han entregado a empresarios de la construcción para llevar a cabo lucrativos negocios inmobiliarios. 

La historia sucinta de este caso de despojo urbano nace en 1978, cuando el entonces gobierno de Guadalajara emprendió una serie de compras de varios predios en el polígono comprendido entre la calzada Independencia norte, el Periférico, el Planetario y el Zoológico de la ciudad.

El destino de esos predios era para un gran parque metropolitano. De modo incongruente con los objetivos de brindar una vida digna a los habitantes de esa zona de la ciudad, el gobierno del panista Alfonso Petersen estableció un convenio de asociación con la empresa española Mecano América, para el desarrollo de lo que llamaron Puerta Guadalajara. En ese momento el terreno era de más de 136 mil metros cuadrados. 

El gobierno tapatío entregó sin recibir ningún peso a la española Mecano a cambio de que esta realizara obras públicas como contraprestación. Mecano tuvo problemas financieros en España y transfirió sus derechos a la empresa sinaloense Operadora de Hoteles Salamanca (OHS) en febrero de 2012 sin que el ayuntamiento tapatío lo impidiera, pues Mecano incumplió los plazos de la contraprestaciones, por lo que el predio debería regresar al dominio municipal.

Los gobiernos priistas de Aristóteles Sandoval Díaz y de Ramiro Hernández García se mantuvieron indecisos de exigir a OHS la devolución del predio, a pesar de declaraciones en contrario y de las exigencias de los vecinos de Huentitán y colonias aledañas que exigían desde entonces volver al destino original del predio como parque urbano.

La llegada de los gobiernos de Movimiento Ciudadano, de Enrique Alfaro y de Ismael del Toro, no cambió la ventajosa relación de los intereses inmobiliarios sobre este proyecto, al contrario. 

El episodio más reciente de abuso de los intereses privados sobre el interés público ocurrió en noviembre de 2017, cuand o OHS vendió 57 mil metros cuadrados a la empresa Hoteles Riviera, por 500 millones de pesos sin que ingresara un solo peso a la ciudad. La historia la reveló la periodista Sonia Serrano Íñiguez (https://bit.ly/3ftuYiw). 

A pesar de esa transacción que beneficia a la empresa apoderada del terreno, y de que ésta ha incumplido los plazos de las obras acordadas como contraprestación, el gobierno de Guadalajara no tiene intención de exigir la devolución del terreno. 

A pesar de que no han cumplido los plazos de las contraprestaciones, OHS ya tiene en preventa departamentos en el complejo llamado Iconia. En su página en internet se informa que se pretende levantar ocho torres de 25 pisos o más con 200 departamentos cada una para un total de mil 600 unidades de vivienda. A precios moderados del mercado, se espera un negocio inmobiliario cercano a los 10 mil millones de pesos o más, considerando áreas comerciales y turísticas que se pretenden albergar en el mismo sitio. 

Ante la toma de partido del gobierno de la ciudad a favor de los desarrollos inmobiliarios, los vecinos organizados de Huentitán y de otras colonias de la ciudad han tomado directamente los predios, exigen que se reincorpore el terreno como un bien público y se deje como parque metropolitano. 

La lucha de los vecinos de Huentitán contra este despojo urbano se suma a la resistencia que desde hace años han hecho en defensa de los espacios públicos colectivos y organizaciones como El Retiro contra las Villas Panamericanas, Arcos de Guadalupe despojados de un parque público, colectivo de defensores del bosque el Nixticuil, así como defensores del Cerro de la Reina, o del parque San Rafael. La lucha por la defensa de los espacios públicos y bienes comunes ha sido difícil porque en cada una de ellas se ha manifestado que el gobierno no actúa a favor del bien común, sino a favor de los intereses particulares de los negocios inmobiliarios. 

Esperamos que la resistencia que están dando los vecinos de Huentitán ahora sí impida que los empresarios inmobiliarios concreten otro despojo urbano. 

rubenmartinmartin@gmail.com

Sonia Serrano Rodríguez

La inexplicable defensa de Iconia

El punto más importante que las autoridades de Guadalajara no han logrado aclarar es por qué no se reclamó la devolución del predio donde se construye el desarrollo inmobiliario Iconia, si la empresa Operadora Hotelera Salamanca no cumplió con los plazos que se establecieron en el convenio modificatorio de 2016. Esa era su obligación. 

El problema es que, lejos de actuar como defensores del patrimonio municipal, montaron un sitio en Internet con el único objetivo de defender a la empresa que primero se había quedado de manera irregular con los derechos del proyecto aledaño a la barranca de Huentitán y luego incumplió con los requisitos que se establecieron en el convenio modificatorio. 

En la conferencia de prensa del 30 de marzo pasado, encabezada por la fugaz alcaldesa interina Bárbara Trigueros, se aseguró que se montaría un micrositio en la página web del ayuntamiento, para aclarar que todo estaba en orden. Lo que hay hasta el momento es un burdo montaje para defender a la empresa y no los intereses de los tapatíos. 

El ex jefe de Gabinete, Érick Tapia, quien según un tuit de Bárbara Trigueros dejó el cargo el viernes pasado, aseguró que en torno al desarrollo inmobiliario de Iconia se habían dicho verdades a medias y mentiras, y que la empresa Operadora Hotelera Salamanca podía pagar en especie por el predio. Ese pago “en especie” que debía hacer la empresa son las 16 obras que se incluyeron en el convenio, en las cuales debía invertir 688 millones de pesos. El plazo que se fijó para la inversión total fue de dos años a partir de la firma del convenio, que se dio en 2016, aunque se protocolizó en octubre de 2017. Es decir, Salamanca no cumplió con ese plazo. 

En la misma conferencia de prensa las autoridades admitieron que todavía no se habían invertido 688 millones de pesos, pero que se podrían acreditar obras por más de 400 millones de pesos. Tampoco ahí dijeron la verdad, pues en el micrositio los respaldos de obras recibidas por el ayuntamiento no llegan ni a los 300 millones de pesos. 

En la revisión que hizo El Diario NTR de los documentos que se pueden consultar en el micrositio se encontraron inconsistencias importantes. Las de forma, los acuerdos y las actas son en hojas simples, es decir, no tienen el membrete del ayuntamiento y tampoco tienen sellos con la fecha. 

De fondo, pueden encontrarse actas de acuerdo para la realización de obras, pero ningún documento que acredite que dichas obras se llevaron a cabo y fueron recibidas oficialmente por el ayuntamiento. En el caso de las obras que sí tienen un acta de recepción, en la mayoría no se precisan detalles sobre las mismas y al final aparece la leyenda “sin observaciones”. 

En las contadas obras en las que sí hay detalles de la recepción, con observaciones de los faltantes, ya no hay documentos posteriores, por lo que se desconoce si la empresa subsanó esas fallas. 

Además, hay casos en los que se señala que la obra ya concluyó, cuando en realidad lo único que ha entregado Salamanca es el proyecto arquitectónico. 

En la auditoría que académicos de la Universidad de Guadalajara realizan se encontraron otras irregularidades, como obras a sobreprecio o algunas que fueron pagadas por el ayuntamiento tapatío y le fueron acreditadas a Iconia. 

La postura que los gobiernos de Movimiento Ciudadano han mantenido sobre este caso es, por decir lo menos, sospechosa. Recordemos que al llegar Enrique Alfaro al gobierno tapatío primero emprendieron acciones para recuperar el terreno y, de manera sorpresiva, decidieron llegar a un acuerdo con Salamanca. Ahora, se han convertido en sus defensores de oficio. 

El predio en el que se construye Iconia fue adquirido para construir un parque público. Eso es lo más importante. 

soniassi@gmail.com

Sonia Serrano Rodríguez

Sin acreditación, la inversión en Iconia

Para quedarse con el terreno donde se construye el desarrollo inmobiliario Iconia, Operadora Hotelera Salamanca se comprometió con el Ayuntamiento de Guadalajara a realizar 16 acciones urbanísticas por un monto de 688 millones de pesos (mdp) en un plazo de dos años, pero hasta ahora sólo hay evidencia de que invirtió 262 mdp, lo cual representa apenas 38 por ciento. Pese no cumplirle al Municipio, la empresa vendió el inmueble en 2017 por 500 mdp. 

La cifra de 262 mdp se desprende de un micrositio habilitado el lunes por el Municipio para transparentar el proyecto. En él se publicaron todos los documentos relacionados con el proyecto. 

El portal habilitado por el Municipio se anunció el 30 de marzo. Ese día la presidente municipal interina, Bárbara Trigueros Becerra, aseguró que la empresa ya ha invertido 405 mdp del monto total, pero dicha cifra no se completa en el sitio. 

Uno de los apartados corresponde a las acciones urbanísticas que debía realizar la empresa. Al revisarlo, NTR detectó que los documentos publicados se elaboraron en hojas simples, sin el membrete del ayuntamiento, y que no tienen sellos oficiales con la fecha. 

Entre los documentos que respaldan las acciones urbanísticas hay acuerdos para la ejecución de las obras y actas de recepción física de las mismas; sin embargo, en algunos casos sólo se publicaron los acuerdos, es decir, el compromiso de la empresa de realizar los trabajos, pero no las actas de recepción que acreditan que se realizaron. 

Por ejemplo, en la acción correspondiente a la instalación de Puntos Limpios en la zona sólo se publicaron fotografías. También hay una liga de documentos, pero no tiene contenido. 

La mayor parte de los acuerdos fueron firmados por Jorge Gastón González Alcérreca, director de Obras Públicas en el gobierno municipal de Enrique Alfaro y quien actualmente es titular de la Secretaría de Gestión Integral del Agua (Segia) del gobierno del estado. 

Entre las acciones de mayor monto de inversión que debía realizar la empresa se encuentra la avenida Troncal, la cual comenzaría a un costado del predio donde se construye Iconia y llegaría hasta el ingreso a la barranca de Huentitán, en la avenida Belisario Domínguez. En el micrositio el ayuntamiento confirma que en esta obra se deben invertir 138 mdp, pero acepta que está “en proceso”; sin embargo, el único paso que se ha dado es la elaboración de estudios y proyectos por 3 mdp. 

Otras cuatro acciones, correspondientes a la repavimentación y reconstrucción de calles, vialidades secundarias y banquetas, así como a la construcción de calles conectoras, fueron agrupadas en una bolsa de 246.7 mdp, pero de éstas sólo hay actas de recepción de obras que amparan 175.7 mdp y otros acuerdos firmados por 19.5 mdp. A pesar de eso, el Municipio colocó la leyenda de “ejecutado” a dichos proyectos. 

La misma calificación de “ejecutado” se pone al primer compromiso de la empresa Salamanca, denominado “estudios y proyectos”. En el convenio firmado entre la empresa y el Municipio, signado en 2016 a iniciativa del entonces presidente municipal y ahora gobernador Enrique Alfaro, se estableció que se invertirían 20.6 mdp en la primera tarea; sin embargo, sólo hay un acuerdo firmado para los estudios de los proyectos del Malecón Panorámico y la avenida Troncal en los que se gastó 1.3 mdp. 

Entre las acciones que debió terminar Salamanca se encuentra el malecón panorámico, el cual debía construirse desde el predio El Disparate hasta el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara con una inversión de 50 mdp. En el micrositio también aparece como terminado, pero lo único que se hizo fue un proyecto arquitectónico en el que se gastaron 4.4 mdp. 

El ayuntamiento también afirma que ya se terminó el centro deportivo del predio El Disparate, en el cual Salamanca debía invertir 33 mdp; sin embargo, en el portal sólo hay un acuerdo y un acta de recepción del proyecto arquitectónico para el que se destinaron 2.9 mdp. 

De todas las acciones urbanísticas que debía realizar la empresa sólo hay una que está completa e incluso supera el monto de la inversión: el Parque Natural Huentitán. Para dicho proyecto se ofreció invertir 31 mdp, pero hay actas de recepción de obras por 42.4 mdp. 

Las obras fueron entregadas durante el gobierno municipal de Enrique Alfaro, por lo que llama la atención que en el actual gobierno la misma obra aparece con cargo al presupuesto participativo con más de 5 mdp, incluyendo algunas acciones que también aparecen en las obras que presuntamente realizó Salamanca, como luminarias y colocación de adoquín. 

La empresa debía también destinar 30 mdp para obras de mitigación de inundaciones, las cuales, según el gobierno municipal, ya fueron terminadas, aunque en el micrositio sólo hay actas de recepción por 2.6 mdp y compromisos de construcción por 23.6 millones. 

Además, de los más de 60 mdp que la empresa debía destinar a mejoramiento de espacios públicos, sólo hay acuerdos firmados con entrega de obras por 23.5 mdp. 

En cuanto al compromiso para el diseño de cruceros seguros, al que se le proyectó una inversión de 8.5 mdp, tiene actas de recepción que amparan 8.1 mdp. De otros 485 mil pesos sólo está el acuerdo para que se lleven a cabo. 

CARLOS MARTÍNEZ MACÍAS

Iconia, suspensiones y denuncias

Los dardos jurídicos de los activistas que se oponen al mega desarrollo de Iconia, comienzan a ser lanzados contra el polémico proyecto que se tambalea por moverse en tierras movedizas de tiempos electorales. Además de las denuncias presentadas por la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) contra ex funcionarios municipales y actuales por un rosario de supuestos delitos como cohecho, peculado, uso ilícito de atribuciones y facultades y defraudación fiscal, una nueva suspensión afecta de ribete los planes de los desarrolladores del complejo habitacional y comercial. Vecinos de la zona de Huentitán dentro del juicio de amparo 450/2021, obtuvieron el pasado 15 de abril la suspensión provisional del derribo de árboles en el predio El Disparate, así como en la superficie donde se construiría la avenida Troncal (o Panorámica) y en el predio en donde se ubicaba El Planetario, hoy Arena Guadalajara, que suman unas seis hectáreas. Los terrenos en cuestión, están directamente vinculados al proyecto de Iconia, pues forman parte de la infraestructura vial, zona deportiva y recreativa que los promotores ofrecieron entregar a las autoridades municipales en pago por disponer de 5.7 hectáreas para edificar torres de oficinas y departamentos, así como un centro comercial. Los quejosos pidieron detener el derribo de 273 árboles en el nuevo centro deportivo de alto rendimiento de Huentitán, ubicado en el predio El Disparate; también impugnaron la omisión del derribo de 900 árboles en seis hectáreas de la avenida Troncal y el predio que alberga el Planetario y ahora Arena Guadalajara.

Es por esto que el juzgado Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa, Civil y del Trabajo, determinó que ante el riesgo de un daño irreparable al medio ambiente, conceder la suspensión provisional para que “no se lleve a cabo la tala o derribo de árboles” en los sitios denunciados por los inconformes. La suspensión se suma a la petición de juicio político que la FEU solicitó en contra de los ex alcaldes Alfonso Petersen Farah, Ramiro Hernández García, Enrique Alfaro Ramírez y hasta contra Ismael del Toro, edil con licencia, así como los respectivos síndicos en cada administración.

La petición está sustentada en la irregular cesión de terrenos municipales a particulares cuando estaban destinados para parques y áreas verdes; las omisiones en que habrían incurrido al no recuperar los predios cuando los empresarios promotores de Puerta Guadalajara y después de Iconia, incumplieron en los convenios firmados en tiempo y forma. Los denunciantes señalan el daño al patrimonio público causado al no hacer efectivas las cláusulas para recuperar el predio, incluyendo en 2019 cuando también Operadora Hotelera Salamanca incumplió el último plazo. En la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), también señalan la defraudación fiscal por una presunta red de empresas que cedieron derechos y eludieron impuestos millonarios en transmisiones. Finalmente, está la última tuerca, cuando la FEU pide que sean asegurados los folios registrales de los terrenos de Iconia como establece el Código Penal, al señalar que son bienes producto de un delito que pueden ser retenidos durante el desarrollo de la investigación.

Carlos  Martínez martinezmcarlos@hotmail.com